Miguel Ríos, un andaluz triunfal en el reino de Serrat

Poco se puede mejorar en el rock español cuando ya lleva 74 años por el mundo un artista de la talla de Miguel Ríos. Bien lo saben el centenar de asistentes, este viernes por la noche, al acto de entrega del Premio al Andaluz del Año, que con una caña en mano y algún que otro aperitivo, conversan animadamente en una sala de espera habilitada por el Hotel Catalonia Plaza de Barcelona. Se repiten los “¡cuánto tiempo!”, los besos y los abrazos. Un bucle de sonrisas y saludos que solo termina cuando, por fin, se permite el acceso al gran comedor en el cual se servirá la cena.

Mientras los muy elegantes invitados toman sus asientos en las distintas mesas circulares, los VIPS de la noche acceden con disimulo a la sala anterior, ahora desalojada. Entonces, llega la entrada triunfal del artista al cual se le homenajea en esta ocasión, el gran Miguel Ríos, arropado por cámaras y aplausos. Tras él, el séquito mediático compuesto por los dirigentes socialistas Miquel Iceta y Jaume Collboni, Fernando Pinto (en representación del ayuntamiento de Barcelona), Pere Martínez (de parte de la Generalitat) y Amós García (enviado de la Junta de Andalucía). En los mejores asientos, todos juntos en una mesa centrada y en primera línea.

El presentador agradece la presencia de los mencionados personajes y recuerda a los anteriores ganadores del premio. Se le presta atención, pero el parloteo no cesa. Acto seguido, entran en escena las cinco componentes del grupo Jaras, que inundan la sala con su folclórica danza. Y de repente… ¡Sorpresa! Llega el invitado especial que faltaba en la mesa VIP: Joan Manuel Serrat. Su aparición en mitad de la ‘performance’ de las Jaras desvía miradas y provoca aplausos.

Puedes leer el artículo completo de Eduardo Naya en El Periódico

Fotografía: Miguel Ríos y Joan Manuel Serrat / ÁLVARO MONGE

No hay comentarios

Envía tu Comentario