Un incombustible Miguel Ríos conquista València con su rock sinfónico

Joan Castelló

Miguel Ríos conquistó al público en un concierto ofrecido esta pasada noche en la plaza de toros de la ciudad de València en el que ofreció sus canciones de ayer, hoy y de siempre, pero interpretadas en esta ocasión con un mestizaje entre su rock and roll más característico y la música clásica.

Acompañado de una orquesta sinfónica de 56 músicos (la Universal Music dirigida por Carlos Checa) y de la banda Los Black Betty Boy’s, Miguel Ríos hizo un maridaje de músicas pero sin perder nunca la identidad de un estilo que le ha permitido estar en primera línea durante los últimos 50 años.

A sus 74 años y en plena gira ‘Symphonic Ríos’, que empezó el 21 de junio en Barcelona y terminará el 14 de diciembre en Granada, la voz del cantante granadino no ha perdido fuerza y mantiene su personalidad arrolladora, con un público que, aunque no llenó el coso taurino (sólo se cubrió algo más de la mitad del aforo), fue fiel a su ídolo, a quien aplaudió y coreó las letras de sus canciones más emblemáticas.

Sin volver la cara a la realidad social, Miguel Ríos enlazó las letras de sus canciones con temas de actualidad, como una condena a quienes “cierran las fronteras a la entrada de inmigrantes”, un reconocimiento a la “lucha justa y bella” de la mujer, a las que pidió que tomen ya las riendas, una referencia a los máster presenciales y un rechazo a los fantasmas del fascismo que asoman en países como Estados Unidos e Italia, cuyos dirigentes rezuman “odio contra los que no piensan como ellos”.

Sigue leyendo en La Vanguardia

 

No hay comentarios

Envía tu Comentario