Miguel Ríos: “Es muy adictivo ver que la gente te sigue aplaudiendo”

Miguel Ríos, el rockero granadino de 74 años, aquel que convirtió su música en himnos de una época, regresa con la misma ilusión que hace años, en una vuelta a los escenarios que tiene que ver con el “narciso que se lleva dentro” para comprobar que la gente le sigue aplaudiendo, algo que “es muy adictivo”.

Ahora lleva a los escenarios una apuesta arriesgada, “Symphonic Ríos”, en la que mezcla el rock con el sonido sinfónico de una Orquesta, un espectáculo que se podrá disfrutar el próximo viernes, día 5, en el Pabellón Multiusos Sánchez Paraíso de Salamanca, para conmemorar de la mano del Ayuntamiento salmantino el VIII Centenario de su Universidad, un regreso a una ciudad que todavía recuerda el concierto de 1982 que congregó a 40.000 personas en la Plaza Mayor salmantina.

En una entrevista con la Agencia EFE, Miguel Ríos, ha recordado aquel año, aquel concierto mítico para los amantes del rock y fieles seguidores del cantante granadino, aquel espectáculo ‘Rock&Ríos’ que fue “uno de los memorables” de su carrera, en una “plaza tan mítica, en el centro de la urbe”, en la que se llegó a sentir “en el centro de la humanidad, como si fuera una ceremonia de tipo iniciática con la gente alrededor del fuego”.

De aquella gira, canciones como “Bienvenidos”,” El blues del autobús”, “El río” o “Santa Lucía” se corearán el próximo fin de semana en Salamanca, en una ubicación tan diferente, con menos aforo, con unos temas que se ha convertido en leyendas o en himnos, aunque para Ríos “lo más emocionante es que la gente cante tus canciones”.

“Sabes que esa canción ya no es tuya que es suya, que la han incorporado a una vida determinada y la han convertido en la banda sonora de esa vida. Eso es gigantesco”, ha destacado el cantante.

 

Sigue leyendo en La Vanguardia

No hay comentarios

Envía tu Comentario