Miguel Ríos da una lección de rock sinfónico

El músico debuta en el Teatro Real con un repaso acompañado por una orquesta a sus éxitos.

Al principio, nada hizo anoche presagiar que lo que aguardaba al auditorio del Teatro Real de Madrid fuera a ser un concierto de rock: los 50 miembros de la Orquesta Sinfónica de Granada y el ritual de la afinación colectiva, la inclinación respetuosa del director musical, Carlos Checa, la batuta levemente agitada… Pero luego, claro, salió Miguel Ríos (Granada, 1944), alguien que parece capaz de imprimir swing a un acto tan banal como comprar el pan, y se obró el milagro en un ejercicio de catarsis colectiva que trascendió el escenario y los modos de un coliseo más habituado a las piruetas de Giuseppe Verdi que a las de Chuck Berry.

Poco antes, habían irrumpido en escena la banda de acompañamiento Black Betty Boys. Con ellos y con la Sinfónica de Granada, Ríos registró un concierto el 7 de julio de 2017 en el Palacio de Carlos V de la Alhambra, en su Granada de siempre, que vio la luz recientemente en formato de disco. Un experimento titulado Symphonic Ríos, que recibió ayer su confirmación sobre el escenario del coliseo madrileño.

Sigue leyendo la crónica de Alejandro Mendoza para El País

No hay comentarios

Envía tu Comentario